un futuro incierto con posibles causas y un legado de ‘polarización asimétrica’
un futuro incierto con posibles causas y un legado de ‘polarización asimétrica’

un futuro incierto con posibles causas y un legado de ‘polarización asimétrica’

El futuro del presidente saliente de Brasil Jair Bolsonaro an es incierto Foto AFP
El futuro del presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, aún es incierto / Foto: AFP

El futuro del presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, aún es incierto, con una salida al exterior antes de dejar el cargo y diversas causas en su contra que podrían complicar su carrera política al quedarse sin fueros, según dijeron analistas a Télam, quienes además coincidieron en que el mandatario deja una “polarización asimétrica” en el país.

El Partido Liberal (PL), con el cual Bolsonaro compitió en las elecciones de octubre, le ofreció al saliente mandatario -y a su compañero de fórmula Walter Braga Netto- un cargo pago en el espacio político para cuando deje su posición en el Ejecutivo el 1º de enero.

Sin embargo, el presidente viajó este viernes a Estados Unidos antes de la asunción de su sucesor, Luiz Inácio Lula da Silva, con lo que se confirmó que no le transferirá entonces la banda presidencial el domingo.

“Ya estoy en vuelo, vuelvo a la brevedad”, dijo al canal de noticias CNN Brasil a bordo del avión de la Fuerza Aérea.

Si decidiera quedarse fuera del país, se abre la pregunta de cómo podría compatibilizar un cargo en el partido estando en el exterior.

Bolsonaro “tiene tantos problemas legales que tal vez un exilio en el extranjero es algo que intentará”Claudio Couto, politólogo brasileño

“Está claro que también abandona el país por el riesgo legal que corre. Hay una serie de crímenes cometidos durante su presidencia, incluso esta semana salió a la luz otro, que fue investigado por la Policía Federal sobre un video que hizo en el que relacionaba la vacunación con el desarrollo del HIV. Él podría ser demandado por este tipo de problemas”, dijo a Télam el politólogo brasileño Claudio Couto antes de que se confirmara su partida.

Para el investigador de la Fundación Getulio Vargas (FGV), Bolsonaro “tiene tantos problemas legales que tal vez un exilio en el extranjero es algo que intentará” porque, si se quedara en Brasil, “corre realmente gran riesgo de ser detenido”.

Después de más de tres décadas -fue diputado durante 27 años y cuatro presidente- Bolsonaro dejará de tener fueros y debe enfrentar al menos tres investigaciones, dos ya avanzadas, que están en el Supremo Tribunal Federal (STF), pero que a partir de enero pasarán a primera instancia.

Esto significa que las causas serán distribuidas aleatoriamente a los fiscales y estos decidirán si presentan cargos penales contra Bolsonaro. Cuando era presidente, solo el fiscal general Augusto Aras, aliado suyo, podía impulsar las investigaciones.

“En definitiva, incluso la estructura que el PL pretende crear para él, creo que se ve perjudicada debido a esta situación personal que puede impedirle ejercer este papel”, agregó Couto.

Bolsonaro tiene una penetracin muy profunda en sectores de la sociedad civil Foto AFP
Bolsonaro “tiene una penetración muy profunda en sectores de la sociedad civil” / Foto: AFP.

Apoyos

El politólogo Vinicius do Valle, de la Universidad de San Pablo, es reticente a comparar al mandatario brasileño con Donald Trump, su gran aliado, ya que “el expresidente de Estados Unidos tiene una organización partidaria, mientras que Bolsonaro, carece de eso. Y en realidad no es que no tenga, pero tiene una oposición muy fuerte dentro del sistema de partidos brasileño”.

Couto señaló que Trump sí “consiguió en gran medida el control del Partido Republicano”, mientras que “Bolsonaro, aunque está alojado en el PL, está muy lejos de ser alguien con el control del partido”.

Para do Valle, Bolsonaro, si bien no controla esa estructura, “tiene una penetración muy profunda en sectores de la sociedad civil, en la agroindustria y entre sectores conservadores y religiosos”.

Entre esos apoyos, el director del Observatorio Evangélico destacó el de una población conservadora religiosa que se proyecta como predominante en las próximas dos décadas.

Los cristianos evangélicos son “uno de los fenómenos sociales más importantes de Brasil en el siglo XXI”.

Los cristianos evangélicos son “uno de los fenómenos sociales más importantes de Brasil en el siglo XXI”, indicó, y agregó que, en términos cuantitativos, de mantenerse el ritmo actual de crecimiento, en 2032 “igualarán y superarán a los católicos en el país”.

Bolsonaro logró en su gobierno no solo apoyo de los líderes de esas iglesias, algo que otros mandatarios habían conseguido, sino también la identificación de las bases evangélicas con él.

Sin embargo, para do Valle, más que ser un refugio para el presidente saliente, “con el tiempo, al menos los líderes menos radicales conseguirán adaptar sus discursos y tener una relación más amistosa con el nuevo gobierno”.

Los cristianos evanglicos son uno de los fenmenos sociales ms importantes de Brasil en el siglo XXI Foto Julin lvarez
Los cristianos evangélicos son “uno de los fenómenos sociales más importantes de Brasil en el siglo XXI” / Foto: Julián Álvarez.

Polarización asimétrica

Ambos analistas coinciden en que el escenario político que deja Bolsonaro es de una “polarización asimétrica”.

“Tenemos una radicalización del campo de la derecha en Brasil, hemos asistido a un desmantelamiento de la derecha tradicional y un fortalecimiento de la que es más extremista, que utiliza métodos directos de acción violenta, coqueteando incluso con el terrorismo”, aseguró do Valle, después de que esta semana se detuviera a un seguidor bolsonarista que quería hacer explotar el aeropuerto de Brasilia.

Y agregó: “Son ultraliberales en lo económico, pero antiliberales en lo político”.

El rol de los gobernadores que apoyaron al presidente de derecha y otros liderazgos que crecieron a su lado, según Couto, “no necesariamente caminarán con él”.

Los aliados de Bolsonaro que se quedaron con gobernaciones claves, como la de Tarcísio de Freitas en San Pablo y Claudio Castro en Río de Janeiro, antes que un refugio para el líder podrían ser futuros rivales.

Los aliados de Bolsonaro que se quedaron con gobernaciones claves, como la de Tarcísio de Freitas en San Pablo y Claudio Castro en Río de Janeiro, antes que un refugio para el líder podrían ser futuros rivales.

“Quizás muchos gobernantes pueden verse a sí mismos como los que ocuparán el lugar de Bolsonaro. Y si ellos se ven así, ¿por qué apoyar a Bolsonaro? Por eso apostaría mucho más a una disputa en este campo de la derecha por el sustituto de Bolsonaro que por él mismo”, estimó Couto.

En el Congreso, si bien el PL tendrá la mayor bancada, se trata de una fuerza que integra el Centrao, el bloque de partidos que históricamente ha cedido sus votos a cambio de puestos o de la administración de parte del presupuesto.

“Lula acaba de anunciar un ministerio lleno de nombres del Centrao y, por lo tanto, una parte de ese grupo debería formar parte de la base del gobierno y ofrecerle sustento legislativo”, estimó do Valle.

En suma, Bolsonaro tampoco contaría con un bloque unificado y articulado para hacer oposición a Lula, al menos, mientras parte del Centrao esté en el Ejecutivo.

Bolsonaro tampoco contara con un bloque unificado y articulado para hacer oposicin a Lula Foto AFP
Bolsonaro tampoco contaría con un bloque unificado y articulado para hacer oposición a Lula / Foto: AFP

Do Valle llama la atención además sobre el “ecosistema informativo bolsonarista” una vez que el mandatario pase a la oposición.

“Hay funcionarios que alimentan este ecosistema con noticias falsas. No sabemos cómo se va a mantener sin el Estado. Y no podemos ignorar, que otra parte relevante funciona de forma espontánea y descentralizada”, aseguró.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202212/615847-bolsonaro-futuro-legado-brasil.html

Abrir chat