Las principales propuestas de Gustavo Petro y Rodolfo Hernández de cara el balotaje
Las principales propuestas de Gustavo Petro y Rodolfo Hernández de cara el balotaje

Las principales propuestas de Gustavo Petro y Rodolfo Hernández de cara el balotaje

La eleccin es apasionante porque los candidatos son ideolgicamente antagnicos y las encuestas de momento no auguran un claro ganador
La elección es apasionante porque los candidatos son ideológicamente antagónicos y las encuestas de momento no auguran un claro ganador.

Los dos candidatos que se disputarán el próximo domingo la Presidencia de Colombia expusieron en las últimas semanas sus programas de gobierno, con promesas que van desde un rol más activo del Estado en temas como jubilaciones y recaudación por parte de Gustavo Petro, de izquierda, hasta la de reducir la administración pública por parte de Rodolfo Hernández, populista de derecha.

A continuación, los principales ejes de la campaña de Petro, del Pacto Histórico, y Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, para el balotaje del 19 de junio:

Política Impositiva

Petro quiere una reforma impositiva “estructural” para “la justicia social” y “no solo el déficit”, según dijo a W Radio Colombia. En su programa “Colombia Potencia Mundial de la Vida” habla de una “justicia tributaria” y de “equidad y progresividad”. Promete que no extenderá el IVA a la canasta familiar, además de desmontar “beneficios tributarios” al sector de energías no renovables. Habla de un gravamen a las grandes fortunas y latifundios “sin producción” y proponer prohibir que se recurra a paraísos fiscales a “quienes reciben recursos públicos”.

Hernández quiere aplicar una tarifa general de IVA del 10%, que excluya a la canasta familiar y al que llama “impuesto al consumo”, además de eliminar el impuesto “4×1000” (por cada 1.000 pesos en movimiento financiero, hay que pagar cuatro). Así, todos los contribuyentes aportarían lo mismo “en cualquier etapa del ciclo económico” y, si bien implica reducir el IVA actual de 19%, podría gravar insumos actualmente exentos. Más que recortes o nuevos impuestos, Hernández dice que se debe mejorar la manera en que se gasta el presupuesto.

Estado

Uno de los dilemas principales de la campaña es cuán viables son los ambiciosos programas de los candidatos y por ende qué forma tendría el Estado para ellos. Mientras Hernández promete reducir el tamaño del Estado, una administración austera y habla de eliminar la corrupción -que no pasa de consignas como “tolerancia cero”, sin mayores detalles, y pese a tener diversas causas de este tipo en su contra- o dotarlo de funcionarios según un “proceso meritocrático”, Petro promete la “democratización del Estado”, “participación vinculante de la ciudadanía” y “presupuestos participativos”.

Para Hernández, los equipos diplomáticos representan una burocracia “onerosa” y por eso propone ocupar esos cargos “con los mismos colombianos que viven en el exterior”.

En lo laboral, el “Donald Trump colombiano” afirma que desde el Estado incentivará la creación de empleo en áreas específicas, mientras que Petro le asigna un papel protagónico en la creación de empleo y la seguridad social. Diferentes propuestas para descentralizar el Estado están presentes en ambos, así como el cuidado del medio ambiente -con el rechazo al fracking y al glifosato-, y el derecho a la protesta.

Género y diversidades

Uno de los tres ejes del programa Petro se titula “el cambio es con las mujeres”, donde propone crear el Sistema Nacional del Cuidado y el Ministerio de la Igualdad. Asegura que disminuirá “las 8 horas diarias que la mujer dedica al trabajo de cuidados no remunerado”. Apuesta al sistema educativo para cerrar la brecha de género y asegura que, junto con el de salud, garantizará “el acceso efectivo” a métodos anticonceptivos y procedimientos para “higiene menstrual”.

Dice que acatará la decisión de la Corte Constitucional de despenalizar el aborto. Petro habla de una “Democracia multicolor” y de programas para la población LGBTIQ+ y las mujeres, pese a haber cuestionado la figura de los feminicidios. En los papeles, Hernández replica la misma idea que Petro de fijar al menos 50% de los cargos de la administración pública para mujeres, con “igualdad salarial”, además de “incrementar el acceso de la mujer al mercado laboral” y “estrategias de flexibilización laboral” como teletrabajo para “mujeres cabeza de familia”, o espacios de cuidado para sus hijos en ámbitos privados y públicos. También habla de estrategias -no especificadas- para regular el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado. Sin embargo, en sus intervenciones públicas ha dicho que las venezolanas “son una fábrica de hacer chinitos pobres” o que “la mujer metida en el gobierno a la gente no le gusta”, a raíz de una consulta por su esposa, pero que terminó siendo interpretada para las mujeres en general, algo que Hernández negó.

Comercio y política exterior

 Ambos tienen una visión en cierto modo proteccionista, donde le asignan un importante rol a los aranceles a productos y servicios importados que compiten con los locales, además de compartir una postura de revisión de los acuerdos de libre comercio (TLC).

Hernández asegura que restablecerá las relaciones comerciales con Venezuela “desde el primer día de gobierno” y aumentará las exportaciones a ese país.

Por su parte, Petro promete restablecer relaciones diplomáticas con Caracas y respalda que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) sea el espacio de solución de conflictos e integración de la región.

Pensiones

 Los dos proponen pensiones no contributivas universales para cierto sector de la población, pero con diferencias. Petro quiere unificar el actual sistema mixto de pensiones en uno con mayor participación estatal. El primero de sus pilares será uno “solidario básico” que garantizará un “bono pensional no contributivo” a adultos mayores sin pensión.

Hernández dice que “por ley, se otorgará una pensión a todos los adultos mayores” en la forma de una renta básica, y un apoyo para cubrir temas de salud. Pero para esta pensión dice que hay que “buscar financieramente” cómo otorgarla.

Acuerdos de Paz

 Petro dijo en intervenciones públicas que el presidente Iván Duque hizo “trizas la paz” y que los acuerdos “si los firmamos, nos comprometemos”. Por eso, en su programa consigna: “Cumpliremos el Acuerdo Final de Paz, avanzaremos en el diálogo con el ELN” para “finiquitar la existencia de la insurgencia armada” y “someteremos a la justicia a los grupos multicrimen” (allí ubicó “en parte” al ELN).

Hernández también dice que va a promover la implementación del Acuerdo con las FARC y que hay que cumplir con el cronograma estipulado. A su vez, propone “abrir un proceso de acercamiento del ELN al Acuerdo de Paz firmado con las FARC” pero sin negociaciones, es decir, los incluiría al existente sin nuevas mesas de negociación.

Drogas, narcotráfico y adicción

Petro reafirma en su programa la idea de pasar “de la guerra fracasada contra las drogas” a un “proceso integral de sustitución de economías y tierras a favor de una economía productiva”. En esa línea insiste en no criminalizar a los cultivadores y “el abordaje del consumo como un tema de salud pública”. Propone reorientar la cooperación internacional “para que pasen del financiamiento a la guerra antidrogas” al apoyo de las regiones afectadas.

En tanto, Hernández insiste con la consigna “lo más peligroso de las drogas es la prohibición”, está a favor de la legalización de la marihuana medicinal y recreativa, y días atrás propuso hacer un censo de “adictos” para luego ofrecerles droga gratis y de esa forma terminar con “el negocio” del narcotráfico y “la violencia”.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202206/595302-gustavo-petro-propuestas-balotaje-colombia.html

Abrir chat